Campesinos
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

BANCO DE PROBLEMAS

Acción por el campo

La población rural actualmente en Colombia se encuentra desprotegida. Las condiciones socio-económicas que allí se evidencian son mucho más críticas de las ya preocupantes estadísticas del promedio nacional. Indicadores como la pobreza multidimensional, la informalidad laboral, la falta de cobertura de servicios públicos dan muestra de ello.

Hoy en Colombia tenemos cifras preocupantes de las zonas rurales. Según el DANE (2019) para el año 2018 “el porcentaje de personas en situación de pobreza multidimensional en Colombia fue 19,6%; en las cabeceras de 13,8% y en los centros poblados y rural disperso de 39,9%”. Es decir, que la situación de pobreza, en los términos del índice de pobreza multidimensional (IPM), es casi 3 veces mayor en la ruralidad que en las zonas urbanas.

Adicionalmente, si contrastamos las cifras del 2018 con la del 2016 vemos que no hay mejorías, sino que, por el contrario, el IPM se ha incrementado en un 2,3% (DANE, 2019). Estos datos se traducen en que los hogares en las zonas rurales están en una situación de inferioridad respecto del promedio nacional y, sobretodo, respecto de los hogares ubicados en zonas urbanas.

Esta situación de inferioridad se ve materializada en familias con menos acceso a la educación y analfabetismo. También encontramos una niñez y juventud con rezago escolar y falta de asistencia escolar, ya que empiezan a trabajar desde una edad temprana. Todo lo anterior genera unas condiciones propicias para el empleo informal y las problemáticas derivadas de la informalidad.

Es necesario recordar que la informalidad es una situación que excluye al trabajador de tener un salario mínimo y un régimen contributivo (salud, pensión y riesgos laborales). Todo esto tiene impacto directo sobre 11.538.889 personas que viven en zonas rurales (23,15%) según el DANE donde casi el 40% es pobre multidimensionalmente, el 86% de los trabajadores se encuentra en la informalidad y apenas el 15% tiene afiliación a pensión. 

Por tal motivo, de los 169 indicadores de seguimiento, el 78% dependen, al menos parcialmente, de lo rural y 1 de cada 5 exclusivamente de lo rural.

    Recommend0 recommendationsPublished in Reducción de las Desigualdades, Trabajo Decente y Crecimiento Económico